Campeche Hoy

domingo, 16 de julio de 2006

El IEE, NUEVAMENTE EN EL OJO DEL HURACAN

Expreso 44

El Crisol.

Por Carlos Martínez Caamal.

EL IEEC, NUEVAMENTE EN EL OJO DEL HURACÁN


Concluida la jornada electoral que le costó al Estado 120 millones de pesos, viene el recuento del trabajo realizado y la forma en que fue asignado cada peso del erario público, es decir, en términos llanos, lo que nos costó cada boleta electoral de las tres elecciones del pasado 2 de julio, ya que, hasta el día de hoy, este medio no ha recibido ninguno de los documentos que, al respecto, le solicité personalmente a la Lic. Celina del Carmen Castillo Cervera, Presidenta del Instituto Electoral del Estado de Campeche.
En primer lugar, fue por demás notorio que el pasado martes 4 de julio, la presidenta del IEE, saliera a la defensa de la empresa PODERNET, encargada de realizar el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que tuvo inconsistencias en su programa de conteo al no cuadrar los resultados del PREP con los resultados de las actas en poder de los partidos políticos.
Y a pesar de minimizar estas inconsistencias y echar porras a los resultados del PREP, como lo hizo la señora presidenta, no hay que soslayar el desmesurado costo al que ascendió este Programa, que fue de 4 y medio millones de pesos, otra sangría al erario que se acumula a las denuncias y sospechas sobre el material y documentación electoral contratado por el IEEC y nunca desmentido ni aclarado por Celina Castillo ni por ninguna otra autoridad de ese organismo, todo lo cual, aparentemente, pasó inadvertido para la mayoría de los electores (¿y también de los Consejeros?), que estuvieron atentos a los desenlaces funestos, de todos conocidos, de la elección presidencial.
A PODERNET se le asignó el contrato en forma irregular, ya que su propuesta económica (CUATRO MILLONES Y MEDIO DE PESOS), rebasó con mucho a la que presentó DSI, quien fue descalificada por una minucia; supuestamente, después de largas horas de debate, el Comité de Licitaciones, integrado a modo con funcionarios incondicionales de Celina, llegó a la conclusión de que PODERNET ofrecía las mejores condiciones, pero nunca se dieron los detalles de dicha licitación, como legalmente debió haber sido, en aras de la mentada y cacareada transparencia y legalidad.
La famosa digitalización de actas de PODERNET, que se hizo pasar como la panacea, como una novedad que, por primera vez, se implementaba en un PREP, fue una vil mentira, una más de las que acostumbra la Presidenta del IEEC que, ahora mismo, presume de que ha sido el proceso mejor organizado de toda la historia del órgano electoral en Campeche. DSI, la empresa que Celina descalificó porque no se plegó a sus intereses, desarrolló la digitalización de las actas de escrutinio y cómputo de las casillas, desde los procesos electorales del 2000 y 2003.
Con PODERNET se incurrió en inconsistencias jurídicas e irregularidades procesales de manera generalizada y, para demostrarlo, baste solamente mencionar dos cuestiones: en el punto 1, inciso d), de la Convocatoria Pública IEEC-LP-01-2006, se estableció, como requisito, el “contar con un currículum actualizado” y, de acuerdo con información difundida por el propio Presidente del Comité de Licitaciones, Víctor Rivero, esta empresa sólo tenía en su haber cuatro procesos en los últimos 3 años: Yucatán (en donde hubieron distritos que no fueron computados), Quintana Roo, Aguascalientes y Michoacán. En cambio, la otra empresa finalista, DSI, tuvo más de ocho procesos en este lapso, y una experiencia curricular de más de 30 procesos electorales, entre ellos, los dos últimos procesos electorales de Campeche, sin haber tenido punto desfavorable en su contra.
El IEEC también violentó el procedimiento de licitación establecido en el Artículo 30 de la Ley de Adquisiciones, al no dar a conocer, en cuadros comparativos, las propuestas recibidas de parte de las empresas participantes, para conocimiento público y de las propias empresas, las cuales, sólo de esta forma, podrían allegarse de elementos idóneos para impugnar los resultados de la correspondiente licitación o concurso, en caso de que se consideraren afectados en sus derechos, al haberse violado la normatividad en la materia. Al respecto, le recordamos a la Lic. Celina su promesa de enviarnos toda la información relativa a este proceso, la seguimos esperando.
Con relación al costo económico del PREP, hubo otro detalle que llamó poderosamente la atención de los analistas: PODERNET presentó un presupuesto de cuatro millones y medio de pesos; curiosamente, el monto que el IEEC había presupuestado para esta elección “coincidió” exactamente con esta cantidad; en tanto, DSI Elecciones presentó una propuesta de 4 millones 100 mil pesos, incluyendo el IVA, pero mañosamente fue descalificada por una omisión menor.
Ya en la operación del PREP, PODERNET incurrió en errores imperdonables, suficientes para rescindirle el contrato y hacer efectivas las garantías otorgadas para el debido cumplimiento del mismo; dichas irregularidades consistieron en adjudicar votación a un partido, dándolo como ganador de una elección en la que ni siquiera había registrado candidato alguno, como fue el caso de la Junta Municipal de Hool; o, en el menor de los casos, equivocar resultados, adjudicando votos que no correspondían con las actas de casillas, como fueron los casos de las Juntas Municipales de Seybaplaya y Sihochac. Errores garrafales, que fueron justificados como errores humanos ¿y el IEEC?, bien gracias.
Y por éstas y otras inconsistencias imputables a la empresa en cuestión, la Señora Presidenta todavía tuvo el descaro de salir a la defensa de la misma, erigiéndose como su “alter ego” o apoderada, ya que, sin ningún recato o cuidado de las formas, intentó justificar los errores en que incurrió PODERNET, cuando se supone que existe un Reglamento del PREP para evitar y prevenir todo este tipo de errores, al cual se deben sujetar tanto la empresa, como el IEEC y los partidos políticos; se vio muy mal, nuevamente, señora Presidenta; nos recuerda de aquellas memorables intervenciones de los diputados de CONVERGENCIA, en el Congreso del Estado, en que la tildaron de “agente de ventas” de FORMAS FINAS; que sepamos, ningún otro Presidente de Consejo anterior había hecho semejante papelón.
DSI, recordamos, se defendió por sí mismo cuando se le achacó la “caída del PREP” en el 2003, cuando en realidad lo que se cayó fue la red de INTERNET, pero no el sistema del PREP, que siguió fluyendo en las computadoras de los partidos políticos, del Consejo General y del Centro de Cómputo del PREP, reflejando los resultados conforme se iban recibiendo directamente de los centros de cómputo ubicados en los Distritos Electorales del Estado.
¿Será que, a pesar de todo esto, la señora Presidenta se atreva a expedir otras cartas de “recomendación”, tal y como lo hizo con FORMAS FINAS? ¿Involucrará en ello, nuevamente, a los todavía bisoños Consejeros Electorales?
Por todo lo anterior, viene de nuevo la duda, ¿por qué Castillo Cervera continúa con la defensa de las empresas que participaron en las licitaciones del IEEC? ¿No recuerda que, por firmar las cartas de buena conducta a favor de Formas Finas, que no cumplió con el contrato establecido, puso en duda la credibilidad del órgano y del proceso electoral? ¿Por qué dice que la empresa PODERNET no falló, sino que hubo un error en la distribución de los formatos de las actas de cómputo, y que esto provocó difundir resultados erróneos, sin concluir de quién fue la responsabilidad de tan lamentables errores? Pues, entonces, ¿de que sirvió que se hayan digitalizado las actas?; ¿por qué cuando seguían difundiendo datos erróneos el argumento fue de que sólo eran datos preliminares y no oficiales?, cuando lo que se debió haber hecho era dar una explicación convincente y congruente de las causas de las inconsistencias y errores, y asumir honestamente su responsabilidad; la respuesta es que se continuaba protegiendo a PODERNET.
Esperamos una explicación amplia y convincente sobre toda esta serie de irregularidades que empañaron el PREP, ya que nos merecemos que el árbitro estatal electoral rinda cuentas oportunas y claras de todo lo que pasó en el proceso reciente.
Pero pasando a otro aspecto de la jornada y de la sospechosa actuación que tuvo el IEEC, la misma presidenta declaró que se había destinado un millón 629 mil pesos para gastos del proceso electoral, para los 6 mil 517 funcionarios de casillas, a los cuales se les darían $250.00 por persona, además de desayunos y comida. Esto es falso, porque el número de funcionarios de casillas que operaron durante la jornada electoral fue de sólo 3 mil 904 ciudadanos, considerando 4 funcionarios por casilla (Presidente, Secretario y dos escrutadores), y no 7, como mañosamente considera ya que los 3 suplentes generales, como su mismo nombre lo indica, sólo entran en funciones cuando falta alguno de los propietarios. Luego entonces, si se consideró al total de los funcionarios (6,517), para efectos de calcular gastos de compensación a los mismos por su actuación en la jornada electoral, que seguramente así fue, se deduce que se están inflando costos, ¿con qué objeto?, se lo dejamos a la imaginación del amable lector.
Por lo tanto, sólo en este rubro de compensación económica a los ciudadanos que fungieron como funcionarios de casillas, hay un desfalco de 653 mil pesos, y aunque la misma funcionaria hizo una cursi remembranza del deber cívico de fungir como funcionario de casilla el día de la jornada electoral, no explicó que, para ello, se les daban los 250 pesos a cada ciudadano designado. Como ya la ciudadanía no cree en las autoridades electorales, se les tiene ahora que “motivar” con “compensaciones”, para que acudan a cumplir con un deber y obligación cívica, y se aprovecha de la buena fe de los ciudadanos para desviar recursos públicos.
De la misma manera, nunca se informó sobre el número de vehículos que fueron rentados e “importados” de otros estados, y a qué costo, habiendo sido rentados todos por diez días; asimismo, no informó que actividades y labores se realizaron con tantos vehículos, en qué consistió su trabajo y los resultados obtenidos; fuentes fidedignas nos informan que fueron cerca de 280 vehículos los que se rentaron por el IEEC para este proceso electoral, y algunos de ellos costaron hasta 1,700 pesos diarios, mientras que los menos caros salieron a razón de 800 pesos diarios; además, punto y aparte, se tiene que tomar en cuenta el combustible y los lubricantes que se usaron durante estos días, ya que todo ello corrió por cuenta del IEEC; al respecto, las interrogantes son: ¿en base a qué consideraciones se determinó la necesidad y el número de vehículos que se rentaron, así como los combustibles y demás que se gastó en este proceso, y si fue necesario este dispendio, una vez que se han evaluado los resultados obtenidos?, ¿en base a qué se procedió a adjudicar la renta de estos vehículos?, ¿por qué a puras empresas foráneas?, ¿fue adjudicación directa?, ¿por invitación restringida?, ¿quienes fueron las empresas participantes y cuáles las ganadoras?, ¿a cuánto ascendió el gasto total y si está plenamente justificado? Y si no fuere así, qué acciones se van a tomar para la investigación y el fincamiento de las responsabilidades correspondientes y a qué funcionarios.
Hay muchas dudas al respecto, porque comparando este rubro de gasto con lo que manejó el IFE en toda esta jornada electoral, y tomando en cuenta que, finalmente, se trata del mismo espectro geográfico-electoral, de las mismas distancias, del mismo número de casillas, del mismo número de funcionarios de casillas y asistentes electorales, etc., lo único que cambia es el tipo de elección, y nos asombra que el órgano federal SÓLO RENTÓ 45 VEHÍCULOS, A RAZÓN DE $280.00 POR DÍA, y por un total de cinco días, lo que hace un total de 63 mil pesos de gasto, para atender el mismo número de casillas, es decir 976 casillas federales, todo lo cual contrasta abismalmente con los 2 MILLONES 240 MIL PESOS QUE DESPILFARRÓ ¿O SE EMBOLSÓ? EL IEEC POR ESTE CONCEPTO, tomando como base la cantidad mínima a pagar de $800.00, por cada uno de los 280 vehículos rentados a concesionarias foráneas.
Del mismo modo, es inaceptable lo señalado por CELINA CASTILLO, quien afirmó que, de los ahorros tenidos en años anteriores y que ascienden a 3 millones de pesos, el IEEC usó recursos para dar mantenimiento a los locales rentados para los 21 Consejos Distritales Electorales y los tres Consejos municipales. Esta explicación no cabe en un esquema de una mínima planeación estratégica que debe tener toda instancia pública que se digna de eficiente, ya que en su proceso de programación-presupuesto se debe haber previsto esta partida e incluirla en el proyecto de gasto correspondiente al año electoral; es decir, lo lógico era que estas partidas de mantenimiento y conservación se hayan previsto en el presupuesto de egresos correspondiente al año electoral, y no que se tomen de un fondo cuyo destino y fin es otro.
¿O es que de nada le han servido los anteriores procesos electorales a la señora presidenta, para que sepa o entienda que debe y tiene que prever ciertas cantidades para mantenimiento, conservación, ventiladores, etc., de los locales de los 21 distritos electorales que forzosa y necesariamente se tienen que rentar para cada proceso electoral?
¿Y dónde está la labor, en este tema de los gastos, de los eternos responsables de las Direcciones de Organización Electoral y de Capacitación Electoral y Educación Cívica?; será que sus “múltiples ocupaciones” no les permiten cumplir adecuadamente con sus funciones y obligaciones legales, ya que fueron ellos también los responsables de elaborar el abultado presupuesto para el año electoral, habiéndoseles asignado la histórica suma de 120 millones de pesos, que pelearon y justificaron hasta el cansancio para poder salir con TODOS los compromisos del proceso electoral, por lo que no se justifica utilizar los ahorros del IEEC para comprar sillas, mesas, ventiladores, etc., con el pretexto de que fueron “eventualidades” del proceso electoral, no le llamaríamos “eventualidades” a más de 3 millones de pesos, que no sabemos finalmente en qué y cómo se gastó, porque no se ha dado una información clara, total y convincente de estos gastos.
Finalmente, el proceso electoral local pasado le costará al pueblo de Campeche, no 105, ni 110, ni los 120 millones de pesos que se nos dijo, sino mucho más, ¿CUÁNTO MÁS, SEÑORA PRESIDENTA?, ¿CUÁNTO TENEMOS QUE APECHUGAR LOS CAMPECHANOS EN TOTAL POR ESTE DESASEADO, SOSPECHOSO, DESORGANIZADO Y DISPENDIOSO PROCESO ELECTORAL, QUE CÍNICA Y SOBERBIAMENTE CALIFICA COMO EL MEJOR DE LOS ÚLTIMOS AÑOS?
Curiosamente, Castillo Cervera añade que al finalizar el proceso electoral se hará un balance del ahorro que se tuvo en comparación con el año 2003 y, casi estamos seguros, que éste el reciente proceso será muy superior, porque el despilfarro, hasta el momento no se ha podido ocultar. Sin embargo, nosotros sí haremos ese análisis en su momento, aunque no tengamos completa la información de parte del órgano electoral estatal.
Pero no son éstas todas las irregularidades que existen en el IEEC; en el aspecto laboral, ha sido una constante la flagrante violación de los derechos de los trabajadores, tanto de base como de los eventuales que por necesidad apremiante tienen que ingresar a laborar durante los procesos electorales al IEEC; el órgano electoral, garante de la legalidad, imparcialidad, honestidad, transparencia y certeza de los procesos electorales democráticos en el Estado, se ha distinguido por ser un patrón al estilo de los hacendados de la época porfirista: autoritario, represivo, persecutor, vengativo, que menosprecia y regatea los derechos adquiridos de los trabajadores.
Y para demostrar lo anterior, bástenos sólo mencionar dos casos que han llegado a nuestra columna: uno ya concluido, a favor del IEEC y con la complacencia del Tribunal Electoral, y otro aún en etapa procesal, pero que ya Celina y sus “leguleyos” incrustados en la estructura del IEEC, afilan sus baterías para que, con toda una serie de mañas y recursos “inventados”, echen abajo las pretensiones jurídicas del trabajador afectado, buscando con ello, ahorrarse la liquidación y el finiquito que por ley le corresponde, y dejarlo en estado de indefensión; esperemos que el Tribunal no se preste nuevamente a los caprichos, recursos “inexistentes” y componendas de la señora y sus abogadillos, en los que embarran a algunos funcionarios y CONSEJEROS ELECTORALES, y que no continúen afectando los derechos laborales de los trabajadores del IEEC.
El caso de la señora Ydegara Pérez Sánchez, quien fue despedida injustificadamente por parte del Secretario Ejecutivo del IEEC, Víctor Rivero Álvarez, lo iremos analizando en nuestras próximas entregas, adelantándoles, por ahora, que el mismo estuvo plagado de irregularidades y violaciones a los derechos humanos y laborales de dicha trabajadora, ya que, incluso, se confabuló en su contra, a la manera de la delincuencia organizada, inventando una sesión de la Junta General Ejecutiva para “armarle” su baja a la citada trabajadora; falsedad y perjurio comprobado que se desprende de la lectura del expediente de este caso, A TODO LO CUAL SE PRESTARON “OBEDIENTEMENTE” TANTO LOS “BISOÑÍSIMOS” CONSEJEROS ELECTORALES COMO LOS DIRECTORES EJECUTIVOS DEL INSTITUTO.
Y del caso en proceso, estaremos muy atentos a su desenlace y a la actuación, hasta ahora impecable, que del mismo tenga el TRIBUNAL ELECTORAL DEL ESTADO.

¿Y LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES?

Ochenta trabajadores (25 sindicalizados y 55 de confianza y comisionistas) cuya antigüedad oscila entre los 30, 20 y 15 años de labores se encuentran sumidos en la total incertidumbre, luego de que la ex paraestatal “Molinos del Sudeste” fuera vendida por segunda ocasión desde su privatización en 1992, en tiempos del mandatario estatal Jorge Salomón Azar García; pese a que en ese entonces, la factoría vivía sus mejores momentos económicos y que llegó inclusive a inyectar, presuntamente, 10 mil millones de los antiguos pesos a la campaña política de quien posteriormente la entregó a la iniciativa privada.
La planta, que por muchos años fue albergada en un vetusto edificio ubicado sobre la avenida resurgimiento, era considerada como un lastre para el gobierno del estado debido a que no que no percibía utilidades por no contar ni con la producción ni mercado adecuado y, consecuentemente, tenía que ser subsidiada.
No fue sino hasta el ascenso del Ing. Eugenio Echeverría Castellot al gobierno del estado, cuando con todo el apoyo del gobierno federal que encabezaba José López Portillo le inyectó recursos económicos, construyó el edificio que aún ocupa la factoría a la vera de la carretera a IIMI, la dotó de tecnología y le abrió el mercado primero peninsular y luego nacional; marcando así la consolidación de esta empresa que en breve tiempo fue dejando de depender económicamente del gobierno del estado.
Correspondió luego a Abelardo Carrillo Zavala, mantener el ritmo de trabajo de la empresa y dejando la administración en manos de Francisco Javier Angulo Cascante; “Molinos del Sudeste” dejó de ser considerado el “barril sin fondo” que era hasta antes de la administración de Echeverría Castellot.
La empresa floreció tanto en la administración de Carrillo Zavala que dejó de percibir subsidios del gobierno del estado y por el contrario, la empresa hacía importantes aportaciones al mismo; a grado tal que cuando Jorge Salomón Azar García se encontraba en campaña político electoral en busca del voto que a la postre lo llevaría a la titularidad del ejecutivo del estado; “Molinos del Sudeste” a través de su administrador Angulo Cascante, hizo una presunta aportación de 10 mil millones de pesos que entregó al operador político de la campaña, Cruz Manuel Alfaro Isaac.
La suma anteriormente señalada no causó daños severos en las finanzas de la factoría porque continuaba operando con “números negros”, manteniendo una vasta producción y un excelente sistema de comercialización.
Fue por ello, que los trabajadores y más aún, el propio administrador, Angulo Cascante, recibieron como balde de agua helada la noticia de que la planta se vendería a la empresa poblana “Galletera La Moderna” a un precio muy por debajo del valor real. Solicitaron audiencias, celebraron reuniones y mostraron su inconformidad, pero la suerte ya estaba echada y la planta fue privatizada.
Hoy, luego de 14 años de aquella transacción; los trabajadores reciben de nueva cuenta la mala nueva de que la planta se vende al grupo Altex, que en el país posee seis molinos de trigo y dos plantas procesadoras de frutas y vegetales, además de ser la principal proveedora del consorcio Bimbo. Más ahora la incertidumbre es por la edad con que cuentan los trabajadores además de que los nuevos propietarios están tratando de liquidarlos muy por debajo de lo que marca la ley, con el señuelo de que habrá recontratación inmediata.
Al respecto, el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Industria Harinera en Campeche, José de la Cruz Xool, uno de los dos trabajadores con 30 años al servicio de la empresa refiere que aunque el contrato colectivo de trabajo fenece dentro de 18 meses; tomando en cuenta que se celebra cada dos años; los nuevos directivos, encabezados por Gabriel Vázquez Morán pretenden dejarlo sin efecto y proceder a la liquidación de los trabajadores.
El problema, –precisa el dirigente sindical- es que pretenden liquidarnos a razón de 12 días por año, cuando la Ley estipula que son 20 días, además, aunque hablan de una recontratación inmediata, será como empleados de nuevo ingreso, lo que afectaría a quienes rebasan los 40 años de edad.
De la Cruz Xool indicó que los trabajadores se hallan desesperados pues están conscientes de que siempre se impondrá la Ley del empresario poderoso y finalmente, los nuevos dueños impondrán su voluntad; “no podemos ponernos con Sansón a las patadas, trataremos de dialogar y si ellos se mantienen firmes en su postura de dar por finiquitado el contrato colectivo, solicitaremos un finiquito con base en lo que marque la Ley y con verdadera tristeza veremos como nos arrebatan la única industria campechana” concluyó.

LAS AMBICIONES DE GONZALEZ CURI

Bien claro, lo dijo el ex dirigente priísta y hoy ex candidato pejista al senado, Edilberto Buenfíl Montalvo: “si alguien no tiene méritos para aspirar a dirigir al Comité Ejecutivo Nacional del PRI es Antonio González Curi”.
Y mucha razón tiene don Edilberto, al que Antonio González Curi materialmente obligó a renunciar a sus 30 años de militancia partidista, puesto que si alguien es responsable de la debacle de ese partido en el Estado ese es el ex gobernador, al que muchos calificaron de desequilibrado mental.
Y es que los argumentos sobran para responsabilizar a José Antonio de la crisis que padece su partido en Campeche, puesto que desde su campaña proselitista demostró que gobernaría con el hígado y el garrote.
Así durante su administración se peleó con todos los grupos políticos locales, inclusive menospreció a quién le dio la primera oportunidad de iniciarse en la administración pública y se enfrentó abiertamente al presidente de la República, Vicente Fox y a las dependencias federales como fue el caso de Pemex.
Los comunicadores no se salvaron de los desequilibrios del mandatario, la historia escrita en los mismos medios de comunicación registra agresiones a reporteros, reporteras, corresponsales y mejor ni hablamos de las garrotizas a los integrantes de la resistencia civil encabezada por su archi enemiga Layda Elena Sansores Sanromán a la que paradójicamente apodó “La Loca”.
Hoy, en otro desvarío, José Antonio se atreve a manifestar públicamente su aspiración de ocupar la presidencia nacional del PRI, olvidando que por su disparatada administración gubernamental entregó al Partido Acción Nacional seis de los 11 municipios, que se pintaron de azul y que apenas y fueron recuperados gracias al trabajo de reconciliación del actual gobernador Jorge Carlos Hurtado Valdez.
La ambición de poder no deja dormir al ex mandatario, de otra manera no se tiende porque olvidó su promesa de que al concluir su administración se retiraría de la política a cuidar a sus nietos.
Ni en eso cumplió.
No hay méritos para aspirar a una posición de esa envergadura, además de que hay que recordarle a Don Antonio que los días de gloria del viejo priísmo, del retrógrado e impositivo, al que representa, se acabaron con la candidatura de Roberto Madrazo Pintado, por lo que más le valdría cumplir su palabra y retirarse a cuidar a sus nietos.

Ráfagas.- Concluyó Sipse Noticias Campeche y con él se cerró un espacio más a la libertad de expresión de los campechanos. No me queda más que agradecer a quienes me dieron la confianza para participar en ese proyecto. Sin embargo, desde espacio sostengo mi compromiso ineludible de seguir coadyuvando para que los campechanos estén bien informados. Gracias...Si usted hace un análisis, por muy somero que sea del resultado de la elección a las alcaldías se dará cuenta del trabajo sucio que realizaron los candidatos de la Coalición por el Bien de Todos, que centraron sus campañas sobre el voto de los indecisos para restarle sufragios al PAN y beneficiar a los candidatos del Partido Revolucionario Institucional… El ejemplo más claro es el de la presidencia municipal de Campeche donde el PRI obtuvo 35 mil 567 sufragios, el PAN 29 mil 514 y la coalición 23 mil 210, dividiendo la votación y beneficiando al tricolor… El mismo fenómeno se suscitó en Calkiní, Hecelchakán, Hopelchén y Champotón…Tal vez por eso el ex candidato a la alcaldía de Campeche, Francisco Brown Gantus anda muy cayadito y a pesar de las irregularidades que se dieron el día del proceso, prefirió no impugnar el proceso y le facilitó todo a su amigo Carlos Oznerol Pacheco Castro…Saludos a mi ex amigo Enrique Rosado Méndez, que el viernes pasado festejó un año más de vida en su lujosa casita, que dicen los enterados, en breve será un bar exclusivo…Será cierto que el mensaje del gober a los priístas, en el sentido de que no se sientan “supermanes, superniñas o gatubelas” tenía dedicatoria para Oznerol Pacheco, que en el último tramo de la campaña se salió del guacal y mostró su rostro de intolerancia y soberbia…Los destapes de los aspirantes a candidatos a la gubernatura por las dos principales fuerzas políticas locales están a la orden del día, el primero que dijo esta boca es mía es el hoy senador priísta, Fernando Ortega Bernés y de inmediato le siguió la senadora carmelita Araceli Escalante Jasso y ni que decir del secretario de turismo que también aspira, suspira y sueña con ser la continuidad del proyecto de la ¿Nueva Grandeza de Campeche?, además de que ya se apuntó Oznerol Pacheco Castro y el que seguramente será el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Carlos Felipe Ortega Rubio…Mientras por el PAN, Jorge Rubén Nordhausen González buscará con todo modificar la constitución para poder estar entre los aspirantes, entre los que se encuentran también el auto destapado senador Sebastián Calderón y Juan Camilo Mouriño Terrazo…Todavía no toma posesión de su curul en el senado y Alejandro “El Vándalo” Moreno Cárdenas ya empezó a hacer de las suyas, su última gracia fue organizar una reunión con periodistas a los que al cuarto para la hora les avisó que siempre no acudiría, porque el chamaco tuvo que salir del país...El fin de semana que recién concluye, el aún alcalde candelarense, Antonio Piedra Castro festejó haber entregado el ayuntamiento de Candelaria al Partido Acción Nacional con una francachela con Yuli. Rodeado de cinco féminas y acompañado de un funcionario de primer nivel, lacayo del ex gobernador José Antonio González Curi, dieron rienda suelta a sus bajas pasiones…Cuándo informará la señora presidenta el costo de la compra de las mantas de identificación de las aproximadamente 1,000 casillas que se instalaron el día de la jornada electoral y por qué no se incluyeron dentro del mentado “kit” del material electoral que se licitó en su momento?...Comentarios y sugerencias enviarlos a carlitosmartinez15@hotmail.com o a ccriter1@gmail.com. o también a www.campechehoy.blogspot.com Hasta la próxima.

2 Comments:

  • At 10:27 p. m., Anonymous Anónimo said…

    escribes puras mamadas

     
  • At 9:23 a. m., Anonymous Anónimo said…

    JAAJAJ la verdad le dolio a alguien (no me toquen a mi bodoquita)

     

Publicar un comentario

<< Home