Campeche Hoy

domingo, 18 de febrero de 2007


Expreso 70
Crisol.

Por Carlos Martínez Caamal.

LOS BERRINCHES DEL ALCALDE

Que al alcalde Carlos Oznerol Pacheco Castro le enojo, y mucho, el comentario de la semana pasada donde cuestionamos las versiones de su todo poderoso secretario, Pedro Góngora, quien falsamente declaró que el ayuntamiento está bacheando toda la ciudad.
En lo particular, lamento mucho que el edil se haya indignado por el comentario, pero si le debo de dejar en claro que los campechanos no tenemos la culpa de que el cargo le esté quedando demasiado grande.
Al pipiolo alcalde parece molestarle que le recuerden que es oriundo de otro estado, pero eso, al igual que su incapacidad, no es culpa de los campechanos que tuvieron la confianza en él y que hoy ven frustradas sus aspiraciones de tener una ciudad con los servicios públicos que se merecen.
Ya van casi cinco meses de administración y hasta el momento no vemos cambio alguno en los servicios públicos, salvo el incremento a los impuestos, como el predial, agua potable y la recolección de basura, que impacto a todas las familias que habitan esta municipalidad y ni que decir a los comerciantes locales.
Las calles de nuestra ciudad lucen peor que una zona de guerra y eso que la temporada de lluvia no arreció como en otros años y ni que decir del problema de las nuevas vialidades, que cada vez congestionan más nuestra ciudad.
Qué rápido se le olvidaron al alcalde sus promesas de campaña y es que apenas se sentó en la silla de la presidencia municipal, Oznerol se obsesionó aún más con seguir la misma suerte del inquilino de cuarto piso de palacio de gobierno, o sea, salir de la alcaldía para llegar a la candidatura a la gubernatura del Estado.
Por eso vemos que prefiere sangrar el bolsillo de los campechanos con el incremento de los impuestos y en el colmo de sus excesos les da todo tipo de beneficios a las líderes de colonia, que son las que más sangran al erario municipal.
Las pruebas de lo anterior son muchas, ahí tenemos la concesión que les dio Pacheco Castro a las lideres de colonia con la venta de sillas durante el carnaval, en lugar que se dejarán espacios libres para que la ciudadanía acudiera sin ningún costo a este tradicional festejo.
O sea, nuestra autoridad municipal abusa de la mayoría de los campechanos, pero les da beneficio a quienes considera que serán su catapulta a la la candidatura a la gubernatura del Estado.
Por eso encubre la larga lista de lideres de colonia y sus familias que cobran sin trabajar en la comuna, porque está cifrando sus esperanzas en el apoyo que le den las bufalas para cuando se lance en pos de su sueño de toda la vida.
Vaya pues, los campechanos somos rehenes de las ambiciones políticas del novicio edil que a pesar de ser oriundo de la tierra del papatzul y los cotzitos, sueña con gobernar la tierra que le ha dado todo, aunque él, como autoridad municipal, no haga absolutamente nada por retribuirle a esta tierra que lo cobija.
Tenga usted por seguro que seguiremos padeciendo con los deficientes servicios públicos y que el alcalde continuará en su postura de ni los veo y ni los oigo, ah, pero eso sí, cuando vengan los tiempos políticos, seguramente lo verá de nueva cuenta tocando a su puerta para pedirle de nueva cuenta la confianza del voto.
Ahí se los dejamos de tarea, nadie mejor que usted, como ciudadano, tiene la mejor opinión de nuestras autoridades municipales y del nulo trabajo que están haciendo.
Por cierto, qué habrá pasado con ese combativo regidor aliancista, que durante su campaña por la alcaldía, juro y perjuró que sería la conciencia de la comuna y que exigiría al alcalde cuentas claras.

UN GRAN NEGOCIO LLAMADO CARNAVAL

En eso se ha convertido el carnaval de Campeche, en un negocio redondo de los alcaldes en turno.
Y verá usted porque amable lector, resulta que todos los años las autoridades municipales dedican una gran cantidad de recursos para solventar las fiestas en honor al Dios Momo.
Este año se destinaron 12 millones de pesos, cifra que, en comparación con el año pasado, se incrementó en 3 millones de pesos.
Ahora bien lo interesante es saber, ¿realmente se ejerce todo ese dinero paras las fiestas carnestolendas?, ¿qué acaso las empresas cerveceras, refresqueras y demás patrocinadores no aportan nada para estas festividades?, ¿qué acaso no son esas empresas las más beneficiadas con este tipo de celebraciones?, ¿realmente el ayuntamiento corre con todos los gastos sin recibir nada a cambio o es que tras bambalinas las autoridades reciben todo tipo de beneficios económicos de parte de las empresas a las que se les ceden la exclusividad para la venta de sus productos?
¿O es que el derroche de recursos es para tapar bocas ante las reiteradas demandas de los ciudadanos de mejores servicios públicos y de esta manera darle al pueblo pan y circo?
No hay que olvidar que hace algunos meses los lamentos del alcalde eran de “no hay dinero, no hay dinero, la gente no paga impuestos etcétera, etcétera.”
Sin embargo a sabiendas que todo es gasto y gasto y -creo- que pensando en las carencias del municipio y sus habitantes el alcalde Oznerol Pacheco Castro, tomo una serie de consideraciones para hacer de este carnaval ¿redituable? y que sirva para la recaudación de fondos en beneficio de causas sociales; por ello implemento el pago de boletos a los diversos conciertos que se presentaron al foro Ah Kim Pech, siendo de 100 pesos por silla en las primeras filas y de 25 en las áreas de general o graderias, lo que daría una ganancia superior a los 700 mil pesos; sin contar los espacios de publicidad que se venden en las mallas de la entrada a los conciertos en el foro.
Con todo ese dinero recaudado bien podría pensarse que está más que pagado el elenco artístico, ya que si tomamos en cuenta el enorme ahorro económico que se genera en rentar los equipos de audio y luces a un campechano, solamente los artistas vienen cobrando su traslado, comida y hotel (es más barato que viajar sin toneladas de equipo, camiones y personal para armar el circo), además aunado a que el elenco artístico es de mediano nivel.
Pero aquí viene la mejor parte, las empresas cerveceras por la concesión y exclusividad que pactan con el ayuntamiento por la venta de sus productos, ofertan al comité de festejos, una serie de paquetes de artistas que tienen contrato exclusivo con la marca y que a fin de cuentas los tienen cautivos y a precios razonables, lo cual a veces los traen sin costo alguno para la comuna.
El punto es que aparte que les brinda un elenco también les ofertan “bonificaciones” por ser los únicos autorizados por el ayuntamiento para la venta de “chelas”, así que sí algún mortal de un puestecito se atreve a vender “chelitas frías” de la marca contraria, elementos del ayuntamiento les decomisan el producto,-claro- bajo argumentos pocos sólidos; así que lo único difícil para el ayuntamiento es decidir por cual empresa irle, por lo general es la que ofrece más cosa$ sin costo adicional. .. Así de sencillo. Eso sin contar los convenios con las empresas refresqueras.
De igual forma existe una entrada de dinero por concepto de permisos de ventas de comidas, refrescos y cervezas en los diversos eventos, lo mismo pasa con la venta de los espacios para sillas en el sábado de bando, en esta ocasión se espera una recaudación de 114 mil pesos, por los lotes de 25 metros lineales que vendieron a particulares.
A estas alturas del partido ya podemos darnos cuenta de cuanto ahorro pueden tener los costos del carnaval… ¡ah! se me olvidaba, tenemos que tomar en cuenta que ellos pagan premios de primeros lugares de los mejores disfraces, las comparsas, los carros alegóricos, la música de grupos musicales en los eventos del sábado, domingo y lunes de carnaval, ¿cuánto cree que se invierta amigo lector un milloncito de pesos y el resto, a que cuenta bancaria se va?
Es ilógico pensar que se invierte mucho y se gane poco, por lo que para el ayuntamiento de Campeche se espera una recaudación de por lo menos en 12 por cierto de lo invertido. ¿Usted cree?... ¿Y dónde queda lo ahorrado?
Por ello estaremos pendientes a la hora de rendición de cuentas, por ello existen unidades de acceso a la información para saber que pasó siempre con el dinero y que no sea que vaya siendo la caja chica de una futura campaña política en busca de la candidatura a la gubernatura del Estado.

COTOS A LA LEY DE TRASPARENCIA EN EL IEEC

Luego de que Víctor Améndola Avilés, representante del Partido de la Revolución Democrática, ante el IEEC, en sesión pública del mismo organismo, intentó inútilmente justificar la no aplicación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Campeche en ese órgano electoral, la señora Presidenta de esa Institución, Celina del Carmen Castillo Cervera, aplicó la ley mordaza al interior de dicho órgano electoral, con lo cual dio una clara muestra de su harto conocida animadversión a la observancia de lo que establece la Constitución local y las leyes del Estado.
Lo anterior sólo podemos considerarlo como una vil burla a los ciudadanos que confiaron en que las instituciones públicas, que reciben recursos del erario estatal, cumplirían al cien por ciento con la tan mentada transparencia.
Y es que como estaba previsto, el pasado 12 de febrero todas las instituciones y entidades públicas del Gobierno del Estado, debieron publicar en sus páginas de Internet, todo lo referente a las “Obligaciones de Transparencia”, es decir, hacer pública la información que estipulan las diecinueve fracciones del artículo 5º. de La Ley de Transparencia, lo cual es lo mínimo que deben cumplir todos los “entes públicos obligados”, tal y como los califica la COTAIPEC. Y como era de esperarse, de nueva cuenta, la señora Presidenta hizo de las suyas, pues a pesar de que tenía que cumplir con dicha disposición, sólo se limitó a publicar, a regañadientes, un mal organigrama del IEEC, el archiconocido tabulador de sueldos, incompleto por cierto, ya que no incluye los bonos, gratificaciones, compensaciones y todas las remuneraciones adicionales que estipula la Ley de Transparencia y que seguramente devengan y seguirán devengando los Consejeros, el Secretario y los directores no incómodos de la presidenta; no se publicó lo del 2006, que fue año electoral y que sabemos por nuestras fuentes que se llevaron la maleta, a pesar de los errores (que muy pronto vamos a hablar de algunos de ellos, que incluso le costó perder elecciones al PRI), y de las dudas y desconfianzas que dejaron procesos como los de las licitaciones del material y documentación electoral.
Asimismo, publicó algunos “contratitos” de los menos comprometedores, como el del alquiler de los edificios y bodegas que ocupa la Institución, el del mantenimiento del sistema de aire acondicionado y el de vehículos, cosas menores como se podrá ver. Por eso bien cabe cuestionarle, ¿Y la relación completa de todas las contrataciones, licitaciones y los procedimientos de toda adquisición de bienes y servicios?; a propósito de las dudosas licitaciones que se hicieron del material y documentación electoral, así como del PREP, en el pasado proceso electoral, de lo cual ni la Presidenta ni los Consejeros han dado cuenta ni dan cuenta en sus obligaciones de transparencia, por lo que, no nos queda más remedio que seguir esperando pacientemente por la dichosa rendición de cuentas del IEEC, ¿hasta cuándo?, sobre todo con el antecedente del contubernio y tráfico de intereses y de influencias que tuvo la Señora Presidenta con la empresa Formas Finas en el proceso del 2003, los ciudadanos ya no confían en la honestidad de los integrantes del órgano electoral, por ello, demandamos cuentas claras de todas las licitaciones realizadas, de todas las compras por concepto de papelería, equipo y material de cómputo, mobiliario, equipo de transporte, alquiler de vehículos para la elección del 2006 cotizados en dólares, y todo lo demás que se compró y se contrató para dicho proceso electoral y para la operación normal de la Institución, ¿dónde está la relación de estas compras?, no hay nada publicado; por lo tanto, no se cumple con esta disposición. ¿Y los programas y calendarios de adquisiciones de bienes y servicios, debidamente aprobados en términos de las disposiciones legales correspondientes, para el año 2007?, ¿y las especificaciones de todos los contratos celebrados?, ¿y los contratos del material, documentación electoral y PREP?, ¿y los contratos millonarios que tiene celebrados para difusión y medios de comunicación y cuyos resultados no se ven por ningún lado, más que en las palabras y en la mente del discípulo de Ahumada y “virtual” director de capacitación y educación cívica “Tony” Sabido (lo de virtual porque despacha a control remoto desde Champotón)”. ¿Y los resultados de las auditorías que le ha practicado al IEEC la Auditoría Superior del Estado? ¿Habrán más irregularidades y violaciones a las leyes que no quieran que salgan a la luz pública?, ¿y los resultados de las auditorías internas y externas?, ¿ quién o quiénes son los auditores externos y cuánto han costado sus auditorías y que resultados ha habido?¿ y las auditorías que por ley se deben realizar a la tinta indeleble, al material y boletas electorales, para tener la seguridad de que cumplieron con las especificaciones técnicas contratadas y que no se falsificaron boletas y que se utilizó el material científicamente aprobado para la efectividad de la tinta indeleble?, todo ello es información pública de lo cual Celina no dice “esta boca es mía”, ¿por qué será o qué estará ocultando? ¿Y los procedimientos contenciosos en que el IEEC ha sido parte y los resultados de los mismos? O acaso ya no se acuerda Celina de todas las demandas laborales que trabajadores despedidos injustificadamente interpusieron en contra del IEEC por violaciones a sus derechos laborales, no se publica nada al respecto; será porque ya le dio “flit” a los expedientes respectivos, violando las disposiciones sobre archivos. ¿Y los informes de los partidos y agrupaciones políticas, presentados ante el Instituto Electoral del Estado?, ¿y los dictámenes de la Comisión de Fiscalización Electoral y las resoluciones emitidas por el Consejo General? Tal parece que en el Instituto Electoral se vive en jauja, no hay nada, ni fiscalización, ni resoluciones, ni seguimiento al gasto de los partidos políticos, o nos creen muy ingenuos o nos tratan de ver la cara; estamos a más de seis meses de que concluyó el proceso electoral y no se sabe si los partidos rebasaron los topes de las campañas o se excedieron en sus gastos o si, en el peor de los casos, cumplieron religiosamente con todas las disposiciones legales, pero ni siquiera esto, ¿dónde está la transparencia y la rendición de cuentas de que habla la ley?, está muy claro que esto le corresponde al IEEC, pero tampoco cumple en este aspecto. ¿Y los partidos políticos?, muy bien gracias, harto satisfechos de que sus sueldos, que también los pagamos con el dinero de nuestros bolsillos, y todos sus derroches y componendas todavía no salgan a la luz pública, como lo dispone la ley de transparencia, porque la señora presidenta y los iluminados del IEEC o son muy torpes o también están en contubernio con los representantes partidistas. Ya para nadie es un secreto el uso discrecional y a conveniencia que, de los recursos del IEEC, hace la señora presidenta Castillo Cervera; lo grave del asunto es que en estas obscuras e ilegales, acciones involucra también a todas las instancias internas y externas responsables de vigilar el buen uso y la correcta aplicación de los dineros públicos asignados al órgano electoral; compromete, asimismo, el cumplimiento de los programas y acciones que debe desarrollar la institución, así como el cumplimiento de sus obligaciones y fines en el ámbito electoral y democrático en el Estado; sus obligaciones en materia de transparencia y rendición de cuentas quedan en entredicho, y el deterioro de la imagen institucional sigue en picada; allí no habrá pero que valga en una futura investigación integral por parte del Congreso del Estado (hay que recordar el caso de Juan José Casanova Isaac), esto cada día se ve más cercano, ya que de otra manera estaría comprometiéndose la credibilidad del Estado en general. Y precisamente uno de los objetivos primordiales al aprobarse la Ley y crearse la Comisión de Transparencia, es acabar con los actos de corrupción que tanto daño han ocasionado al país y al Estado, sobre todo que se trata de recursos públicos que de manera ilícita e inmoral se destinan a fines distintos al quehacer público, al desarrollo social y económico de todos los campechanos, a la obra y a la gestión pública, a la salud, a la educación, y van a parar a los bolsillos, a las mansiones o a las cuentas bancarias de los funcionarios o servidores públicos o contratistas que medran con los dineros del pueblo, que el mismo pueblo ha puesto bajo su cuidado y legal manejo, y que ellos han traicionado esa confianza en provecho de sus intereses y ambiciones personales o de grupo. De qué sirve que tengamos buenas leyes, las mejores leyes a nivel nacional, si no se cumplen, si no se aplican y se respetan por parte de los sujetos obligados; una ley sin eficacia, es letra muerta. Y esperemos, confiemos, en que la Ley de Transparencia del Estado de Campeche, sea no sólo de las mejores a nivel nacional y mundial, sino que también destaque por su observancia y aplicación; que Campeche sea reconocido por la transparencia y la rendición de cuentas de sus gobiernos estatal y municipal, que tengamos buenos gobiernos.

Ráfagas.- Muchos dolores de cabeza le están dando al pastor legislativo sus super asesores, que en el afán por tener el control total están generando fuego amigo contra los que consideran que pueden quitarle la atención de su jefe…Adivinanza, ¿quién es el funcionario municipal que utilizando a su secretario como proxeneta desayuna, almuerza y cena con su Shun?...Al que adivine le pagamos su predial…Si no adivinan la próxima semana les daremos nombres, tanto del funcionario como de su moderno “Pedro Navajas”…Y ahora con la nueva Ley de Transparencia y Acceso la Información Pública, el gobernador informará con lujo de detalle en qué banco están los 200 millones de pesos adicionales que aportó el gobierno federal y cuántos intereses han generado… Comentarios y sugerencias enviarlas a carlitosmartinez15@hotmail.com o a http://www.campechehoy.blogspot.com/. Hasta la próxima.

1 Comments:

Publicar un comentario

<< Home